Los bosques siempre han sido lugares mágicos donde perderse y desconectar de todo lo que nos rodea. ¡Por eso y por muchas otras cosas más, nos gustan tanto! Si eres viajero y aventurero y te gustaría hacer otro tipo de turismo o de rutas, te proponemos los 8 bosques más mágicos de toda Europa. Nosotros seguro visitaremos la mitad. ¡Os prometemos vídeos y alucinantes fotografías!

8. Bosque Rojo en Chernóbil

Chernóbil es una ciudad que personalmente me muero por conocer. Se puede entrar en diversas zonas pero eso sí, siempre con un guía que conozca el lugar y las áreas de radiación. El accidente de Chernóbil fue una de las peores catástrofes humanitarias y medioambientales de todos los tiempos. Imagina la tragedia que supuso que a día de hoy existen zonas donde la radiación es casi mortal (en un corto plazo). Chernóbil tuvo un bosque al que llamaron Bosque Rojo. ¿Por qué ese nombre? Muy sencillo: el día del accidente, los árboles empezaron a absorber y respirar toda la radiación nuclear. Sus hojas se volvieron de color naranja y rojo, creando un impresionante bosque luminoso. Los árboles se cortaron y se enterraron bajo tierra y plantaron nuevamente árboles encima. No sé a quién se le ocurrió esta genialidad pero la cuestión es que, hoy en día, los nuevos árboles están absorbiendo la radiación de los antiguos enterrados bajo tierra. De modo que la zona se está tiñiendo de naranja, otra vez.

Fuente: Carolyn Resner
Fuente: Carolyn Resner

7. Selva Negra en Alemania

Este bosque es sumamente conocido en toda Europa, ¡y muy turístico! Su anchura forestal asciende entre 30 y 60 km y en su interior acoge varios pueblecitos de lo más increíbles pero sobre todo, muchos mitos y leyendas. Debido a su gran densidad forestal, es muy difícil que la luz penetre en el interior del bosque, creando así un paisaje de lo más siniestro y misterioso. Ha sido el escenario de varias películas, sobre todo en la época de los 70 y 80; y de diversos cuentos que narraban los seres mágicos que viven en su interior, tales como duendes o hadas. Actualmente la Selva Negra es un lugar clave para todos aquellos viajeros amantes del trekking ya que existen varias rutas por la zona. Eso sí, no podéis iros de ese paraje natural sin probar ¡la tarta Selva Negra! Una maravilla para todos los glotones 🙂

Fotografía por Lutz-R. Frank
Fotografía por Lutz-R. Frank

6. Wistman’s Wood en Inglaterra

Wistman’s Wood es una zona que pertenece al Parque Nacional de Dartmoor en Inglaterra. La magia de ese bosque es totalmente perceptible, sobre todo si conoces las terroríficas leyendas que te pondrán los pelos de punta. Cuentan que Wistman’s Wood era el bosque sagrado de los Druidas donde se realizaban rituales paganos. Se dice que es la perrera de los Wisht Hounds, una manada de perros del infierno que salen a cazar por la noche en busca de almas perdidas y de viajeros desprevenidos. Incluso varios viajeros han escrito su experiencia en el interior de este misterioso bosque y corroboran los aullidos y jadeos de dichos perros. Cerca del extremo norte de Wistman’s Wood está el antiguo “Camino de los Muertos“. Fue por esta pista donde llevaron cadáveres para ser enterrados en Lydford. Hay informes que narran una procesión fantasmal de unos “hombres” vestidos con hábitos blancos y que caminan lentamente por la zona en silencio. El paisaje es tremendamente bonito y seguro que, desde Two and the Road, descubrimos la leyenda de primera mano.

Fuente: The Times
Fuente: The Times

5. Brocéliande en Francia

Para todos aquellos amantes de la mitología céltica, la leyenda del mago Merlín es una historia imprescindible. Por eso, el bosque de Brocéliande en la Bretaña francesa recoge tal magia en su interior ya que fue allí donde transcurrió toda la historia del Rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda. Podemos encontrar varios puntos de interés imprescindibles como la tumba de Merlín, la fuente de la eterna juventud, árboles milenarios con el roble de Guillotin, el Valle sin Retorno donde Morgana se vengó del Caballero Goyomart aprisionando para siempre los amantes en este valle; y finalmente, el castillo de Comper, que fue la residencia de Viviane (la Dama del Lago) de quien se enamoró perdidamente Merlín. Cuenta la leyenda que el agua que rodea el castillo oculta en sus profundidades la vieja fortaleza que el mago construyó para su amada. Si vais a la bretaña francesa es una visita ¡obligadísima!

Fotografía por Philippe Manguín
Fotografía por Philippe Manguín

4. Bosque de Oma en España

La magia de este lugar es impresionante y todo gracias a la obra artística del pintor y escultor Agustín Ibarrola realizada entre 1982 y 1985. Ibarrola pinto toda una zona del bosque con formas geométricas, animales y humanas. Los colores vivos y la belleza de la naturaleza en sí, hacen de este pequeño rincón una obra mágica. Está situado en la Reserva Natural de Urdaibai (Vizcaia) y se puede acceder fácilmente gracias a las indicaciones que se encuentran por el camino. ¿Cuál es su significado? Según el propio autor concibió el Bosque Animado o Bosque de Oma como una muestra de la relación entre la naturaleza y la presencia del ser humano.

Fotografía por Erik de www.tierrasinsólitas.com
Fotografía por Erik de www.tierrasinsólitas.com

3. Sacro Bosco o Parque de los Monstruos en Italia

Cuenta la historia que en el siglo XVI, un príncipe llamado Pier Francesco Orsini ordenó construir un parque en honor a su recién fallecida esposa, Giulia Farnese. Las obras empezaron en 1552 y finalizaron en 1558, dejando como resultado un parque lleno de ogros, dragones y demás seres espeluznantes. El Parque de los Monstruos actualmente se puede visitar y está situado en Bormazo, un pueblo en el centro de Italia. La obra expresa la oda al sufrimiento, al miedo, terror y desesperación. Aunque son muchos quienes ven otro tipo de interpretación como los elementos esotéricos que representan el lugar y el deseo del príncipe de ser inmortal.

Fotografía por Narcisse Navarre
Fotografía por Narcisse Navarre

2. Hoia-Baciu en Transilvania

En lo más profundo de Rumania se encuentra la ciudad de Cluj-Napoca, considerada la capital de la provincia histórica de Transilvania. Los lugareños disfrutan de su entorno natural inigualable excepto de un bosque muy especial llamado Hoia-Baciu. Históricamente conocido por ser una puerta a diferentes dimensiones y sobre todo, por su apodo local de “El triángulo de las Bermudas en Rumania“. ¿Por qué ese nombre? Resulta que un pastor con sus 200 ovejas se adentraron en este lugar tan especial y desaparecieron para siempre. No se supo ni se sabe nada de él ni de su rebaño. Los valientes que se han adentrado en el interior de este bosque afirman experimentar ciertos síntomas como fuerte ansiedad, dolor de cabeza o la sensación de sentirse observado en mitad de la naturaleza. En algunos casos incluso han aparecido erupciones cutáneas o quemaduras sin que los viajeros se hayan dado cuenta de ello ni hayan experimentado dolor o sufrimiento. La vegetación, en diferentes puntos del bosque, también experimenta este tipo de fenómenos y podemos descubrir los tallos quemados o plantas deshidratadas directamente. Otra rareza es el “tiempo perdido”, es decir, las personas que se adentran y consiguen salir tienen la sensación de haber pasado unas horas en Hoia-Baciu, pero en realidad, pueden haber pasado varios días. Además en los años setenta fue un sitio donde se avistaron varios OVNI’s y a lo largo de la historia se han fotografiado entes extraños en el conocido “Círculo“, una zona en mitad del bosque donde se dispara la actividad paranormal. En definitiva, para aquellos que estén interesados en este fantástico lugar, pueden leer artículos mucho más extensos sobre las experiencias en el interior. ¡Un lugar mágico (y aterrador)!

Fuente: Travel Creepster
Fuente: Travel Creepster

1. Crooked Forest o Bosque Curvado en Polonia

Es el bosque mágico por excelencia, el más conocido y famoso de toda Europa. Al oeste de Polonia, concretamente en Gryfino, se encuentra este rincón donde aproximadamente 400 pinos nacen curvados con un ángulo de 90º, todos orientados hacia el Norte. Este fenómeno está rodeado de un pinar convencional, por lo tanto no se explica por qué este número de pinos nacen con esta forma. Hay varias teorías, entre ellas la que hace referencia a la explicación humana que recoge que en 1930 se plantaron estos árboles para utilizar su madera y construir navíos. Los carpinteros, retorcieron el tronco de los pinos para que el trabajo final fuese mucho más fácil. Aún así, muchos habitantes de la zona señalan que esta madera no es adecuada para la realización de ningún trabajo artesanal. Por otro lado tenemos la explicación natural que recoge que en algún momento estos árboles experimentaron una mutación genética y se curvaron. No se ha llegado a encontrar la respuesta a esta rareza pero, sin lugar a dudas, la magia en este maravilloso bosque es totalmente palpable. Y el misterio, todavía más.

Fuente: When On Earth
Fuente: When On Earth

Y vosotros, ¿cuál ha sido el bosque que más os ha impactado?, ¿habéis visitado alguno?

0