La semana pasada hablamos sobre “Cómo hacer realidad tu sueño viajero” y hubo algunas personas que se indignaron un poco. Así que antes de empezar este nuevo artículo de consejos, vamos a dejar claros ciertos matices. Nuestro sueño no es dar la vuelta al mundo como tal, sino trabajar alrededor del mundo realizando un proyecto audiovisual donde nuestras profesiones se puedan ver valoradas. Es decir, queremos viajar, sí, pero trabajando al mismo tiempo. Two and the Road es la parte más divertida y personal de ese proyecto, pero hay mucho más.

Con este blog no pretendemos que nos paguen los gastos de una vuelta al mundo, ¡en absoluto! Por eso insistimos en lo importante que es crear una idea con un valor añadido. Es posible que los viajes se frivolicen de esta forma, pero al igual que hay muchas personas que ahorran durante años para poder viajar, nosotros vamos a trabajar para que el viaje no termine nunca. Y me parece que tiene el mismo mérito. Si tu idea es dar un portazo a la rutina y emprender, esta serie de artículos te ayudarán a conseguirlo. Pero si tu sueño es viajar por el mundo por ocio, ahí ya no te podemos ayudar. Una vez aclarado este aspecto, ¡empecemos!

Un repasito

En el primer artículo descubrimos que, aún siendo pobres como nosotros, ¡se puede emprender! Lo más importante es conocer tu mercado para saber qué están haciendo y qué puedes hacer tú. Copiar no sirve de nada, querido. Pero, ¿cómo se puede encontrar esa idea mágica que te hará despertar por las mañanas con ilusión y fuerza? Muy sencillo: busca aquello donde seas especialista y mézclalo con los viajes (en moto, en avión, andando, en bici…). Pusimos un ejemplo: desarrollar un canal de cocina donde los lugareños explicasen las recetas típicas de su país al mismo tiempo que viajamos en moto. Hoy seguiremos con esa idea como ejemplo. ¿Preparado? ¡A por ello!

¿Qué necesito?

Tu idea se ha instalado en tu cabeza. Pasan los minutos, las horas y los días y no paras de pensar en ella. La sientes, quieres que se haga realidad. Te imaginas llevándola a cabo y se te acelera el corazón. Eso es vital y se llama PASIÓN. Es el ingrediente más importante del emprendedor-viajero. Por más que tengas miles de seguidores en las redes sociales, contactos y enchufes o por más que tu idea sea la mejor, si no hay pasión, no vendes.

TextoDestacadoEmpresa1

El briefing

Una vez tengamos el ingrediente secreto, vamos a por el papeleo. Es muy importante plasmar nuestra idea en un documento pdf que enviaremos a las empresas y/o se lo entregaremos en reuniones. Ese documento se llama briefing y contiene lo más importante (y que interesa más a los empresarios). ¿Qué debe contener?

  • Objetivo. ¿Cuál es tu objetivo? Ejemplo: “Producción de un canal de cocina en Youtube donde los lugareños muestren las recetas más típicas de su país. Un viaje que se realiza alrededor del mundo con un único medio de transporte: la moto. El principal objetivo es conocer la gastronomía a través de un viaje donde todos nuestros sentidos están presentes, fusionándolo con la aventura y la adrenalina que supone desplazarse en moto por los lugares más emblemáticos”. Básicamente el objetivo de tu idea debes desarrollarlo en unas 10 líneas como máximo, poniendo mucho énfasis en la idea principal y sobre todo, ¡creando expectativa! Si tu objetivo no llama la atención, las empresas no leerán más.
  • Desarrollo. ¿Cómo vas a llevarlo a cabo? Ejemplo: “El viaje se realiza sobre una moto que sirve como medio de transporte. En este proyecto no se tienen presentes coches de apoyo ni pick-ups que podrían facilitar la ruta, ya que de esa forma, la aventura no podría quedar reflejada de forma íntegra en cada capítulo de Youtube. (bla, bla, bla)”. En el desarrollo debes hablar sobre cómo vas a llevar a cabo tu idea. ¿Lo harás andando? ¿En patinete? ¿Pino puente? Todos los detalles de los medios de transporte así como los medios donde lo vas a difundir y la producción audiovisual (¿será un podcast? ¿un programa de televisión? ¿una webserie?).
  • Esquema del proyecto. ¿Qué ruta vas a realizar? Ejemplo: “Cada país que se visite es un capítulo gratuito en la plataforma digital de Youtube. De ese modo, la ruta que se tiene presente es la siguiente.” Es importante que dejes claro la ruta y los países que vas a visitar e incluso, un resumen de una línea sobre porqué irás a esos y no a otros.
  • Estructura. ¿Cómo será tu proyecto? Ejemplo: “Cada capítulo tiene una duración de 10 minutos donde se conoce una receta típica de la región y se explican ciertas curiosidades culinarias del país”. Toda la información posible sobre cómo será cada capítulo, programa de radio, etc. En definitiva, tu proyecto.
  • Patrocinio. ¿Cómo se verá la marca? Ejemplo: “Al final de cada capítulo, en los créditos, se incluirá la marca en formato logo. Además de llevar pegatinas en la moto, merchandising, etc.” Lo más importante es dar a entender de que la marca se verá. Si pagan es para que haya un feedback, no para que te vayas a cumplir tu sueño por el mundo.
  • ¿Cómo patrocinar el proyecto? Hay varias formas de patrocinar un proyecto. Puede ser económicamente, cediendo material necesario o ambas opciones. Si tu proyecto es muy bueno, seguramente consigas el patrocinio de ambas opciones. Pero, para llegar hasta ahí, debes picar mucha (mucha) piedra. Lo más sencillo es el patrocinio material, aunque eso, lo veremos en los siguientes artículos.
  • Contacto. ¿Cómo puede esa empresa contactar contigo? Incluir: nombre y apellidos, teléfono, email y el “copyright” (algo así como: “Obra original de Estoika Chondo. Todos los derechos reservados”).

TextoDestacadoEmpresa2

La presentación

Una vez tengas tu briefing bien escrito (sin faltas de ortografía y bien redactado ya que es tu carta de presentación), es hora de ponerse manos a la obra con la presentación. En la mayoría de ocasiones, tendrás un primer contacto con las empresas vía telefónica (que ahora veremos) pero, llegará el momento en que tendrás que sentarte frente al director de una gran empresa. ¿Cómo poder mantener el interés? A través de una presentación. Si no eres muy dado a la tecnología, no te preocupes, siempre te quedará la principal herramienta: el lenguaje verbal y no verbal.

En la presentación debes hablar brevemente sobre tu idea y centrarte en porqué esa empresa debe patrocinarte. A nivel de marketing, ¿qué podrás ofrecerle que no haya hecho hasta ahora? Como herramienta, nosotros utilizamos Keynote (sólo para Mac), pero existen varias que son geniales, como Prezi (fácil, gratuita y PÚBLICA, es decir, que tu presentación será fácilmente accesible a través de Internet). Es recomendable que la presentación sea ascendente y guardarse el clímax para el final. Debes conmover a la persona que tienes delante, convencerla de que será lo mejor que ha hecho en su vida. ¿Cómo se consigue eso? Con el ingrediente mágico que sólo tú dispones: la pasión.

En cuanto a la vestimenta, no te recomiendo que vayas excesivamente elegante. ¡Vas a vender un proyecto de viajes, debes inspirar aventura en cada poro de tu piel! No renuncies nunca a tu forma de vestir. Si te encanta el heavy, ve con ese toque distintivo. Si como yo eres un amante de lo retro y vintage, ¡píntate unos buenos labios rojos y que tus pantalones lleguen a tu cintura como mínimo! 🙂

El piloto

Una forma de demostrar que tu idea es viable es con la creación de un piloto. Da igual que no dispongas de los medios necesarios. Si seguimos con el ejemplo del canal de cocina internacional, el piloto sería desplazarse a un restaurante de confianza de tu ciudad y grabar una receta. Se combina con las imágenes en la moto grabadas en alguna ruta molona de tu alrededor y ¡listo! Aunque la calidad audiovisual no sea la que te gustaría, no te preocupes. Se trata de dejar claro que tu idea es factible.

¿Cómo contactar con las empresas?

Cuando empezamos a desarrollar nuestro proyecto, contactamos con más de 150 empresas. Prometido. Nos hicimos un Excel con toda la información de cada una y el contacto. En el mismo documento, añadíamos si la empresa está interesada o no. La mayoría de casillas estaban en rojo pero, ¡fíjate!, hubo una en verde que correspondía a la empresa Levi’s, quien actualmente nos patrocina.

Un error que cometimos es contactar con empresas que ya patrocinan a los grandes viajeros. ¿Crees que a BMW le interesará tu proyecto? Puedes intentarlo pero, teniendo a grandes embajadores como los que tienen, será difícil que acepten tu proyecto. La cuestión es no centrarse en el mismo nicho: las motos. ¡Hay todo un mundo ahí fuera esperando una idea como la tuya! Y que se sorprenderán mucho más cuando les cuentes que te irás a viajar por el mundo en moto grabando recetas típicas. Aportar un valor añadido a los viajes hace que tu nicho se abra (al igual que tu público objetivo). Ahora puedes ir a empresas culinarias como Gallina Blanca, Knorr, Danone, Nestlé, Bosch, etc. ¡Imagina el interés que puedes crear en marcas como las que hemos mencionado! Al unir ambos mundos, se consigue doblar las posibilidades de patrocinio. 

Una vez tenemos nuestra hoja de Excel llena de empresas (pequeñas y grandes) toca empezar a contactar con ellas. ¿Cómo lo hacemos? Hay dos formas:

  • Email. No la recomiendo. Las empresas reciben emails cada día de todo tipo. Quizás dé la casualidad de que el tuyo se lo lean pero es poco probable. Si eliges esta vía, debes tener en cuenta que compites con otros emprededores que han escrito a la misma empresa que tú. Debes ganar el terreno escribiendo un email corto pero impactante. En el primer párrafo explica quién eres (nombre, profesión) y de qué va tu idea (igual que en el elevator pitch, con una línea basta). En el segundo párrafo resume cómo vas a desarrollar la idea y dónde se podrá encontrar, así como marcas que ya están interesadas (eso abre muchas puertas y da confianza en tu proyecto). Finalmente, y no menos importante, ¿cómo harás que su marca se vea? Explica cómo integrarás el logo de su empresa y su filosofía en tu proyecto. ¡No te olvides de adjuntar el briefing en formato pdf!

TextoDestacadoEmpresa3

  • Teléfono. Llamar a la compañía y preguntar por el director de marketing no es algo tan desorbitado. Dedícate un día a llamar y hablar con todo el mundo. La dinámica telefónica es muy parecida al esquema del email, pero esta vez con tu voz. Intenta que se refleje tu pasión y tu ilusión pero sin que parezcas un psicópata. Lo más importante: ve al grano y respeta los silencios. Es preciso quedarse callado en el momento adecuado para forzar a que la otra persona hable y participe. Es una conversación, ¡no un monólogo! No olvides de saltarte el protocolo siempre que puedas. En nuestro caso, siempre soy yo la que llama. Soy una persona persuasiva, supongo que por mi simpatía y porque siempre estoy tirando los trastos a todo el mundo, incluso a los directores/as de grandes empresas. Algunos me odian pero otros… ahí están 🙂 Si la conversación telefónica va por buen camino, debes pedirle el email para enviarle toda la información y pedir una reunión. Esto último es imprescindible, ya que las personas ganamos mucho más en persona y ¡es más fácil expresarte cuando ves las expresiones de los directivos!

TextoDestacadoEmpresa4

No desesperes. Habrán muchas empresas que no crean en ti y que no quieran saber nada de tu proyecto. Otras te dejarán plantado. Con unas empezarás y verás que no hay mucho futuro. Hasta que des con la empresa que compre tu idea. ¡Debes seguir insistiendo! La empresa que actualmente asume los gastos de nuestro proyecto, no nos quiso escuchar la primera vez que contactamos. Fuimos tan pesados que acordamos vernos en sus oficinas, en Madrid. Cuando nos conocieron en persona y les explicamos el proyecto, se quedaron fascinados. Y desde entonces que estamos trabajando juntos, codo con codo.

En resumen…

 

TextoDestacadoEmpresa5

En el próximo capítulo…

Conoceremos cómo aguantar anímicamente y mantenerse siempre con la mayor ilusión posible. Emprender no es nada fácil y un proyecto así es difícil conseguir patrocinio a la primera. ¡Pero no te preocupes! Ya verás que todo sale bien 🙂

Si no te quieres perder ningún artículo y te encantaría disfrutar de contenido exclusivo, SUSCRÍBETE a nuestra newsletter molona. Te prometemos mucho amor en tu bandejita de email. ¿Cómo puedes hacerlo? Es tan sencillo como ingresar tu email en el siguiente formulario. ¡Muchas gracias ositos y ositas amorosos!

[mc4wp_form id=”1356″]

0