Cuando le mostramos a Christian de Givi Barcelona una parte de nuestros proyectos, rápido se esfumaron sus dudas y decidió colaborar con Two and the Road. Pronto en nuestro entorno más cercano aparecieron ciertos comentarios recelosos. Givi no tiene una enorme fama de fabricante de accesorios de aventura, en resumidas cuentas, Givi no es Touratech, pero, ¿y?.

Por mucho que nosotros hagamos chistes al respecto, no somos lo que muchos denominan “Overlanders”. Las medallas que se las pongan otros con egos mayores que el nuestro. Si lo decimos es por chinchar a Olga TT. Nosotros no somos aventureros, ni tan siquiera nos consideramos moteros; nosotros somos viajeros. Un aglomerado de pedacitos de muchas cosas, por eso, llegados a esta coyuntura, ¿por qué no confiar en Givi?

Una marca con 10 años más de experiencia que Touratech, una marca reconocida y reconocible por todos, ¿qué hay de malo?

Ya habíamos probado las maletas laterales de la marca, las Trekker Outback de 48lt, y salvo algunos inconveniente con la impermeabilidad, un problemilla ya solucionado y del que no se salva ninguna marca (me consta), decidimos seguir equipando a Meridian con accesorios italianos. Bolsa sobredepósito para llevar las cámaras que más utilizamos, Top case de 58lt de aluminio como las maletas laterales, ampliaciones para la “pata de cabra” y bolsas, muchas bolsas. ¿Qué más podemos necesitar para dar la vuelta al mundo?

Road-015para-web

No pretendo que este artículo se convierta en un publireportaje, si bien es verdad que Givi Barcelona nos patrocina, tengo más bien la intención de hacer una breve reflexión respecto a los equipamientos para moto y los estigmas que tenemos los moteros con respecto a ciertas marcas.

El aluminio es aluminio, aquí, en Chile y en Mongolia; el plástico, se funde con el fuego en todas partes; entonces, ¿por qué catalogamos las marcas en función de su fama? ¿Tus maletas, fundas, bolsas, lo que sea, cubren tus necesidades? Entonces, ¿por qué necesitas que sean de color amarillo? Permitidme la osadía de romper una lanza en favor de todas aquellas marcas que no cumplen con la etiqueta de “Gran marca Overlander”, porque al fin y al cabo, lo importante es, en resumidas cuentas querido lector, que adaptes tus accesorios a tus necesidades reales.

Empezamos nuestra vuelta al mundo en Septiembre y la pregunta es: ¿realmente necesitamos los accesorios que llevamos? La respuesta creemos es: Sí. ¿Podríamos haber equipado a Meridian con maletas Touratech como todo buen Overlander? La respuesta probablemente es: No.

Viajamos dos personas, con sus respectivas ropas, ordenadores, 5 cámaras, 4 Discos Duros, un Ukelele y mucha ilusión. Para la mayoría de esas cosas necesitamos mucho espacio. Tal vez renunciemos un poco a la estética, la moda o la resistencia en según que condiciones extremas, pero nos compensa con creces la capacidad de carga que nos ofrecen los accesorios de Givi. No pretendo con esto desmerecer o condicionar a nadie, ni empresas ni personas, cada empresa es libre de fabricar lo que quiera y venderlo al precio que considere oportuno, pero sobre todo, cada cliente debe ser libre de elegir qué comprar y cuánto gastar. ¿Te gustan las maletas Touratech?, ¿te las puedes permitir?, ¿cubren tus necesidades realmente? Pues adelante, querido amigo. Pero si la respuesta a alguna de las anteriores preguntas es “no”, mejor valora posibilidades, que haberlas las hay, y al fin y al cabo esa es la clave de la ley de la oferta y la demanda.

Mientras vosotros lo meditáis, nosotros vamos a empezar a cargar bártulos en nuestras maletas, que Septiembre está a la vuelta de la esquina y de camino a Australia vamos a necesitar superar el nivel 12 de Tetris.

 

0